Sur

La práctica del Sur consiste en ofrecer humo (que se hace de quemar substancias de alimento). En Tibetano eso es llamado Dri Zab que significa “comer o alimentarse del aroma”. Esas ofrendas son hechas para los cuatro invitados pero, en particular, a los seres en el bardo (estadio intermedio); esos son seres de la no forma que no reconocen que han muerto. A través del aroma sus cinco sentidos son saciados lo que les puede llevar a la liberación. Esas ofrendas son hechas para aliviar el sufrimiento de esos seres y son acompañadas de plegarias de aspiración para su bienestar e iluminación.

Tradicionalmente, esas ofrendas son hechas al anochecer.