Guru Rinpoche

Guru Rinpoche es considerado el segundo Buddha de nuestro tiempo. El primer Buddha de nuestra era fue Shakyamuni (nacido en 952 AC y fallecido en 872 AC). Antes de hacer su pasaje al parinirvana, Shakyamuni Buddha predijo la venida de Guru Rinpoche y que él enseñaría el Camino Vajrayana en el reino humano. Más tarde, en el año profetizado, Guru Rinpoche nació (864 AC) en la región de Uddiyana, en el noroeste de la India, dentro de una flor de loto que surgió de cinco arcoíris emanados del medio de la lengua del Buddha Amithaba.

La vida de Guru Rinpoche es repleta de cuentos increíbles. Él fue un yogui maestro y manifestó ocho emanaciones para ejecutar distintas formas de actividades, de manera a beneficiar a los seres, subyugar entidades negativas y atarlas bajo juramento. Sus habilidades y poderes mágicos eran inigualables. Él subyugó a seres negativos y los ató bajo juramento para beneficiar a esos mismos seres y a todos los demás. Él siempre vencía los debates (del Dharma) y aquellos que no lo superaban en esos debates, al reconocer sus errores, a menudo, se convertían al Budismo, finalmente.

Guru Rinpoche trajo el Budismo Vajrayana de la India al Tíbet, cuando recibió la invitación del entonces Rey (tibetano) del Dharma Trisong Detsen, en el año de 814 (AD). El rey tuvo la aspiración de construir una gran Tierra Pura budista en las cercanías de Lhasa, pero todas las noches seres negativos destruían la construcción elaborada durante el día.

Guru Rinpoche, un renombrado y poderoso yogui, fue llamado para subyugar esos espíritus y fuerzas negativas. En su sabiduría, Guru Rinpoche, se dio cuenta de que mensajeros venían a buscarlo con ofrendas y la invitación para que él fuera al Tíbet. Entonces, Guru Rinpoche se fue hacia la frontera entre el Tíbet y el Nepal para esperarlos. Luego de aceptar la invitación, Guru Rinpoche le aconsejó a la comitiva a regresar al Tíbet de inmediato, porque la jornada a pie de los anfitriones les llevaría mucho más tiempo que el viaje de Guru Rinpoche, puesto que éste volaría hasta su destino. Entonces, a lo largo de su camino a Lhasa, Guru Rinpoche subyugó y ató por juramento a muchos seres negativos.

Luego de la consumación del juramento de todas las deidades locales, ellas se pusieron a disposición de Guru Rinpoche. De esa manera, el suntuoso palacio de Samye fue construido con extraordinaria velocidad, una vez que los humanos lo construían durante el día y los espíritus locales lo hacían por la noche. Más tarde, Guru Rinpoche les presentó al Rey y a su séquito próximo, sus veinticinco discípulos, los veinticinco discípulos de Guru Rinpoche. Así es como se inició la difusión de las enseñanzas Vajrayana en el Tíbet, el Gran Vehículo del Mantra Secreto Vajrayana.

Durante el período en que estuvo en Lhasa, Guru Rinpoche reconoció a un joven muchacho tibetano que era la reencarnación del mejor alumno de Buddha Shakyamuni, Kungawo.

El Rey financió el entrenamiento del muchacho quien se vino a tornar Vairochana, el gran traductor. Liderado por Guru Rinpoche, Vairochana, otros discípulos tibetanos y algunos panditas de la India tradujeron la colección budista entera (tantras, sutras y mantras) del sánscrito para el tibetano. Más tarde, Vairochana viajó hacia el Kham, y allí estableció el primer centro de retiros que luego se volvería el primer monasterio de Tíbet, el monasterio de Kathok.

La Universidad de Kathok es famosa como una de las más importantes instituciones de enseñanza del linaje Nyingma y es, incluso, la institución de entrenamiento de los Maestros de Dzogchen Kathok Rigdzin Duddul Dorje y Rigdzin Longsal Nyingpo, los cuales son ambos reveladores de tesoros y las fuentes principales de prácticas de Kathok.

En el año 864, GURU RINPOCHE sintió que precisaba subyugar seres en el reino de los caníbales. Él se fue del reino humano para el reino de los caníbales y ahora reside allá en su Tierra Pura de la “Montaña Color de Cobre”.

Es importante orarle a Guru Rinpoche em esta época de declínio atual. Guru Rinpoche predijo este tiempo de deterioro y nos concedió muchas maneras de suplicar por su auxilio. Él posee el poder de ayudarnos en estos tiempos de negatividad, el poder de ayudarnos a combatir nuestras aflicciones emocionales, negatividades internas y externas, el poder de subyugar negatividades y evitar desastres. Una de esas preciosas oraciones es la de Sampa L’hundrup – El Lazo de Luz de la Compasión. Esa plegaria surgió como un tesoro de la mente del Maha Siddha Djalü Dodje.