Estudiantes

Lama Chimed domina la totalidad de las prácticas del linaje Kathok (Escuela Nyingma), con completa autoridad para enseñar y transmitir las prácticas de este precioso linaje. Sin embargo, él considera a Tröma como su práctica principal. Por eso, las enseñanzas más profundas que ofrece pertenecen al ciclo de Tröma.

Lama Chimed pide que todos sus estudiantes comiencen su relación estudiante-maestro con él, contemplando y practicando las seis perfecciones y acumulando la práctica de Vajra Sattva. Lama Chimed usa entonces entrevistas personales y preguntas que lo ayudan a guiar al estudiante de acuerdo a su nivel, compromiso y esfuerzo. Esta guía permite que las enseñanzas y las prácticas sean asimiladas y las creencias y actitudes habituales sean transformadas.

Cuando un estudiante expresa interés por ir más profundo en las enseñanzas, comienza con las prácticas en el ciclo de Tröma bajo la guía de Lama Chimed. Este vasto método de estudio, puede llevar a la realización de nuestra propia naturaleza. Lama Chimed trabaja con el estudiante en una progresión de cuatro etapas. Cada etapa puede ser modificada de acuerdo al nivel y las necesidades del estudiante, así como al esfuerzo por parte del estudiante. Las entrevistas personales y las preguntas en cada etapa, ayudan a determinar cómo el estudiante está progresando.

La primera etapa consiste en la acumulación de 100.000 mantras de las cien sílabas de Vajra Sattva, que pertenece a la sadhana del viejo tesoro. Este compromiso es una preparación para el empoderamiento y enseñanzas del ciclo de Tröma. Las etapas subsiguientes consisten en más enseñanzas en el ciclo de Tröma, en mayor detalle y profundidad.

Ofrendas al Maestro

Queda librado a cada estudiante ofrecer lo que considera es de valor para las enseñanzas que solicita o recibe. Tradicionalmente en Tibet, los estudiantes hacen grandes sacrificios por enseñanzas  tan singulares como estas y hacen las ofrendas al momento que las solicitan. Ahora en los tiempos modernos, estas enseñanzas están más fácilmente disponibles, lo cual hace que se las dé por sentadas. Pero aún así, nadie puede ponerle una etiqueta con el precio a las enseñanzas del Dharma, porque realmente no tiene precio. Nos muestran el camino para que nosotros y todos los seres sintientes se liberen del sufrimiento del Samsara.

Por favor use su propio y sincero juicio al determinar el valor que estas enseñanzas tienen para usted y haga sus ofrendas con la más sincera capacidad, sin ser mezquino. Ofrecer sin mezquindad es importante, puesto que la mezquindad negará las bendiciones. Por lo tanto haga su ofrenda, así no se sentirá cargado.